Nosotras

Nosotras,

que nunca dominamos los vientos

ni senderizamos los acantilados

ni caminamos sobre las aguas

ni preanunciamos las estaciones.

 

Nosotras,

a quienes no nos permiten evitar vetos

ni gozar nuestros fértiles cuerpos

durante el día

ni caminar erguidas por la noche

en ninguna ciudad del mundo.

 

Nosotras,

postergadas y heridas,

somos las que hacen lo importante,

damos la vida.

Todos sois nuestros hijos,

incluso los magnicidas.

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.