Educación y Refugio (I)

Begoña López Cuesta | Coordinadora de los proyectos para personas
refugiadas en España de la Internacional de la
Educación y FECCOO

El proyecto que hace casi dos años y medio Education International (IE) y la Federación Estatal de Enseñanza de CCOO (FECCOO) están llevando a cabo en España: Educación y Refugio, cuenta ya con la participación de 9 centros educativos, de Infantil, Primaria y Secundaria, más de cincuenta docentes y un gran número de instituciones que trabajan o están en contacto con personas refugiadas, solicitantes de asilo, apátridas y migrantes en algún momento de su proceso de inclusión social.

Con el objetivo de contribuir a garantizar el derecho a la educación a niños, niñas, adolescentes y jóvenes en necesidad de protección internacional, refugiados, solicitantes de asilo, apátridas y migrantes y facilitar su inclusión, y la de sus familias, en el sistema educativo de acogida, la IE y FECCOO han estado realizando distintas actividades, en coordinación con el profesorado de centros educativos de Badalona, Vitoria, Mislata, Valencia, Málaga y ahora también de Ceuta, que muestran el interés y el compromiso de una comunidad educativa volcada en tareas de verdadera acogida e inclusión.

Los niños y niñas del equipo de mediación del IES La Morería, el alumnado del Colegio Santa Cruz, los dos de Mislata, el IPI Sansomendi de Vitoria, el CEIP Margarida Xirgu y el CEIP Josep Carner de Badalona, el CEIP La Biznaga de Málaga, el IES Gloria Campoamor de Ceuta  y el CEIP Federico García Lorca, los profesores y profesoras, sus equipos directivos y el resto de profesionales que trabajan en ellos han querido prestar atención al derecho a la educación y la necesidad de que este sea una realidad vivida por nuestro alumnado en la escuela y en nuestra sociedad.

Fracaso de todos

El Informe sobre el Seguimiento de la Educación en el Mundo 2017-2018 sostiene que hay 264 millones de niñas, niños, adolescentes y jóvenes que no van a la escuela, y ese fracaso es un fracaso de todos, porque la educación es una responsabilidad compartida. La solución solo pasa por aunar esfuerzos, que es esencial para hacer realidad las ambiciones de “una educación inclusiva equitativa y de calidad, y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos y todas”, que refuerza ese principio de la educación como un derecho, y que debe ser garantizado por el Estado (ODS 4), que forma parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. A los gobiernos, las escuelas y los y las docentes les corresponde desempeñar un papel de vanguardia, codo con codo con las y los estudiantes y con sus familias.

El reciente informe de educación del ACNUR Turn the tide: La educación de los refugiados en crisis, afirma que, a finales de 2017, había más de 25,4 millones de personas refugiadas en todo el mundo, más de la mitad de las cuales son menores, de los cuales solo el 61% asisten a la escuela primaria, en comparación con el 92% del resto de niños y niñas. Esto deja a cuatro millones de niños y niñas refugiadas fuera de la escuela, medio millón más que el año anterior.

Las tasas de matrícula de los menores refugiados disminuyen drásticamente en la educación secundaria, y solo el 1% de los refugiados alcanzan la educación superior, una cifra que no ha cambiado en tres años.

El mundo necesita cambios fundamentales y esto requiere una nueva generación de ciudadanas y ciudadanos globales activos con nuevos conocimientos, actitudes y conductas para pedir a los gobiernos que cumplan con sus compromisos respecto al derecho a la educación y a la protección internacional recogidos en los distintos tratados internacionales, la Convención de Ginebra, el Protocolo de Nueva York de 1967 o la Declaración Universal de Derechos Humanos, entre otros.

Propuestas

Las propuestas que llevamos a cabo con el proyecto Educación y Refugio se alinean con los objetivos de la IE y FECCOO en esta materia:

  • Facilitar el acceso a una educación de calidad a los niños y niñas, adolescentes y jóvenes refugiados y crear las condiciones necesarias para su integración exitosa en el sistema educativo de acogida.
  • Acoger y proporcionar orientación a las y los estudiantes refugiados y a sus familias recién llegados a la comunidad educativa.
  • Desarrollar módulos de formación y oportunidades de fortalecimiento de la capacidad para el profesorado local con el fin de que adquieran las aptitudes necesarias para apoyar a los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes refugiados.
  • Favorecer la participación del profesorado y el personal educativo refugiado en el sistema educativo de acogida.
  • Propiciar las actividades curriculares y extracurriculares en la comunidad escolar con el fin de promover el intercambio y la diversidad cultural y de desafiar las actitudes discriminatorias hacia las personas refugiadas.
  • Hacer oír la voz de los niños y niñas, educadores y educadoras refugiadas.
  • Contribuir a capacitar a las comunidades locales para que comprendan y apoyen una perspectiva y una cultura basada en los derechos.
  • Movilizar a la ciudadanía y a los medios de comunicación para que recuerden a sus gobiernos sus obligaciones internacionales con respecto a las personas refugiadas.

Y se alinean perfectamente con gran parte de los objetivos de la IE en los que se enmarcan todas sus acciones:

  • Fomentar la paz, la democracia, la justicia social, y la igualdad mediante el desarrollo de la educación y a través del uso de la fuerza colectiva de los docentes y trabajadores y trabajadoras de la educación.
  • Promover el derecho a la educación para todos los seres humanos en el mundo, sin discriminación, a través del establecimiento y la protección de sistemas educativos e instituciones académicas y culturales abiertos, públicos y debidamente reglamentados, cuyos objetivos principales sean el desarrollo democrático, social, cultural y económico de la sociedad y la preparación de todos los ciudadanos y ciudadanas a participar de forma activa y responsable en la sociedad.
  • Obrar para que se creen las condiciones políticas, sociales y económicas necesarias a la consecución del derecho a la educación para todos en el mundo entero.
  • Defender un concepto de la educación orientado hacia la comprensión internacional y la buena voluntad, la preservación de la paz y la libertad, y el respeto de la dignidad humana.
  • Luchar contra todas las formas de racismo o de discriminación en la educación y en la sociedad por motivos de género, estado civil, orientación sexual, edad, religión, opinión política, estatus socioeconómico u origen nacional o étnico.
  • Promover la ascensión de la mujer a puestos de liderazgo y su participación en la sociedad.

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.