La bendición de ampliarnos

la tecnología inteligente

extiende nuestras capacidades

en todos los ámbitos

por ejemplo en la moda

pronto las tiendas digitales

confeccionarán las prendas

individualmente

por lo tanto reducirán

la cantidad de tallas en exposición

las fábricas con robots inteligentes

crearán al instante

únicamente la prenda elegida

customizada es decir personalizada

por el propio cliente

quien tras escanearse el cuerpo

recibirá en su casa el pedido

exactamente de sus dimensiones

con el tipo de tela

color y diseño seleccionados

incluso se harán

de manera disruptiva pero sostenible

como ciertos cueros alternativos

aunque equivalentes al natural

en el hogar tendremos reguladores

que responderán a nuestras órdenes

encendiendo o apagando luces

la calefacción los electrodomésticos

grabándonos programas preindicados

fuera esperará el coche autónomo

con suspensión tan armonizada

que dará la sensación de circular

sobre amortiguadoras alfombras

transitará por lugares

con tráfico controlado

sin atascos ni riesgos

o por túneles subterráneos

parecidos a agujeros de gusano

capaces de abreviar

el espacio-tiempo

a automóviles eléctricos

que alcanzarán una velocidad

de 240 km/h

tal como si fueran cápsulas

o autónomos vagones de tren

si lo requerimos tendremos

traductores inmediatos

de comunicaciones escritas u orales

cibermaestros que apoyen

a los docentes

fuera y dentro del aula

y sobre todo como ayuda

a la atención de la diversidad

en los espejos de los hoteles

aparecerá la información del lugar

los servicios las compras posibles

los algoritmos predecirán

nuestros deseos antes de tenerlos

tal vez creen nuestro arte

nuestro ideario político

nuestras convicciones ideológicas

para las relaciones sexuales

contaremos

con máquinas emocionales

que comprenderán nuestros gestos

atentas a complacernos

las relaciones

serán totalmente satisfactorias

e incluso se podrán gozar

gracias a ciertos sensores táctiles

caricias besos coitos

pues descodificarán

nuestras señales cerebrales

claro todo con el riesgo

de desconectarnos de los otros

aislarnos y perder la empatía

hasta posiblemente

caer en la indiferencia

o la crueldad

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.