Plan para la Mejora de la Alfabetización y la Cultura Científica

“No es magia, es ciencia”. Esto es lo que los 45 niños y niñas de 4 años del CEIP Marqués de Valdecilla le decían al profesorado de Primaria y Secundaria que se acercaba a su panel científico en el I Encuentro Educativo La Ciencia en la Escuela, quienes se sorprendían de cómo estos pequeños explicaban el magnetismo con los términos adecuados.

En ese encuentro reunimos a más de ciento cincuenta estudiantes con cerca de ochenta docentes de todas las etapas, con la idea de compartir experiencias y valorar las buenas prácticas que ya se vienen dando en Cantabria. Porque este es uno de los principales objetivos del Plan AC2 para la Mejora de la Alfabetización y la Cultura Científica de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, un plan ambicioso y pionero por lo que supone de visibilización y de integración de los diferentes ámbitos de la ciencia.

El modelo educativo de Cantabria es un modelo basado en la adquisición y mejora de las competencias básicas necesarias para la vida, en consonancia con la normativa española, los acuerdos del Consejo de Europa y la Unesco. La educación es un derecho fundamental, y la enseñanza en ciencia y tecnología se ha convertido en parte esencial de la educación básica para promover ciudadanos y ciudadanas competentes y capaces de adoptar decisiones relevantes a nivel individual y colectivo.

El Plan AC2

La trayectoria en el desarrollo de las competencias en ciencia y tecnología en Cantabria ha sido heterogénea. Por un lado, existe un bagaje de actuaciones en sostenibilidad que se han ido incrementando a lo largo del tiempo, produciéndose una cierta dispersión. Por otro, las actuaciones en ciencias experimentales son escasas y han sido fluctuantes, quedando en los últimos años muy sobredimensionada la competencia matemática. Otras actuaciones en este ámbito han dependido a menudo de propuestas externas, y queremos retomar la iniciativa en materia de innovación y en educación para la alfabetización científica del alumnado.

El Plan AC2 viene a cubrir esta necesidad de integrar todas las actuaciones que se están llevando a cabo, y de proporcionar a todo el alumnado de Cantabria una alfabetización y una cultura científica que les permita entender el mundo que les rodea, y adoptar decisiones de forma libre y coherente. Integra actuaciones relacionadas con la sostenibilidad y medio ambiente, la salud, y las ciencias experimentales, en donde incluimos las ciencias tradicionales junto con las matemáticas y la tecnología. Es esta una línea que ya se lleva a cabo en muchos de los países occidentales bajo diferentes perspectivas: Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) o Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) son las más conocidas.

Los términos para nombrar el plan están elegidos a propósito. Alfabetización y cultura son dos términos utilizados habitualmente en el mundo de las humanidades, en una dinámica de enfrentamiento artificial entre humanidades y ciencias que parece haberse establecido en los últimos años. Queremos recuperar los términos justamente para mostrar que la alfabetización y la cultura son términos que engloban en sí todos los aspectos del conocimiento. La alfabetización científica es un concepto que viene evolucionando desde 1950, con diferentes definiciones y suele ser aplicado a las personas. La cultura científica se aplica tanto a personas como a instituciones, en este caso, los centros educativos y la propia Consejería.

¿Por qué necesitamos este plan?

  • Por una necesidad social, cultural, estratégica y democrática, en un mundo en el que la ciencia impregna una gran cantidad de acciones de nuestra vida, nos plantea miedos e incertidumbres, y supone un factor estratégico para responder a los retos económicos, sociales y ambientales.
  • Por la discrepancia existente entre el interés por la ciencia de la población y su nivel de conocimientos.
  • Por el desequilibrio que existe en la cantidad de hombres y mujeres que se incorporan al mundo científico, y en la percepción que tienen sobre sus capacidades e intereses.
  • Por estar en consonancia con la Unesco acerca de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, donde algunos objetivos que plantea pueden abordarse desde este plan.

Y en este marco general, con la participación de muchos sectores de la comunidad educativa, se ha puesto en marcha en el curso 2016-2017 el plan con cinco líneas de actuación:

  • Englobar en un ámbito todas las actuaciones científicas.
  • Sensibilización sobre la necesidad de introducir y valorar la cultura científica.
  • Formación inicial y permanente del profesorado.
  • Participación del profesorado en tomas de decisiones curriculares, organizativas, metodológicas, evaluadoras…, y del alumnado y de las familias en el trabajo científico dentro y fuera del aula.
  • Colaboración con entidades, especialmente universidad y museos.

El I Encuentro Educativo La Ciencia en la Escuela es una de las actuaciones que hemos desarrollado. Pero no es la única. A lo largo del curso hemos desarrollado otras en Sostenibilidad (Exposición y guía didáctica sobre el Cambio Climático, Huertos escolares, Ruta Ecológica, Plan Provoca, Liga de Reciclaje, programas con el Museo Marítimo y el Instituto Español de Oceanografía…); en Salud (Aula Saludable: Mercado de la Esperanza, Aula Saludable itinerante…), y en Ciencias Experimentales (El CSIC en la Escuela, CantabRobots, Meteoescuela, Cristalización en la Escuela…). Quedan pendientes más actuaciones para los próximos cursos, porque esto no ha hecho más que empezar.

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.