El milagro de la educación

los niños son responsabilidad

de todos

dentro de la vida comunitaria

en la que los deberes como los derechos

tienen que compartirse

pues el aislamiento buscado o prescrito

de la infancia

hiere el alma

y arde en distorsiones yoístas

con desequilibrios sociales

y unen el pesar de los silentes

que arrojan su vida

ahondando en falsos milagros por venir

mientras los enemigos se alegran

de la división de la tribu

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.