Becas y ayudas para el estudio en el punto de mira

“El número de becarios del Ministerio de Educación en los años responsabilidad del actual Gobierno ha sufrido una reducción del 50,7%, atribuible fundamentalmente al recorte en las becas destinadas a libros de texto y material escolar”, sostiene el Informe curso escolar 2017/2018 de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FECCOO), presentado hace unos meses, pero de total vigencia por la luz que arroja sobre la realidad del sistema educativo del que hace una radiografía basada en cuatro pilares críticos: la inversión educativa, el gasto público en los programas cuyos objetivos se sitúan más cercanos de la atención a la diversidad, el programa de becas y la evolución del empleo, tomando como referencia los datos de los cuales disponen entre 2009 y 2015.

En este artículo ponemos atención especialmente en el apartado de becas, un ítem de vital importancia cuando hablamos de hacer posible el principio de igualdad de oportunidades a través de la puesta en marcha de medidas compensatorias, es decir, aquellas que están dirigidas a reducir al máximo posible las desigualdades sociales, evitando que estas se reproduzcan en el ámbito educativo.

Así, las becas suelen estar dirigidas a alumnado con necesidades de apoyo educativo, para sufragar los gastos de comedor, transporte escolar o para la adquisición de material didáctico, entre otros motivos, en el caso de la educación obligatoria; mientras que en el caso de las enseñanzas postobligatorias y superiores no universitarias del sistema educativo español (Formación Profesional de Grado Medio o Superior, Bachillerato o enseñanzas artísticas o deportivas) y de las enseñanzas universitarias, se ofrecen ayudas para los estudios, manutención, entre otros, en función de la renta familiar y de otros factores.

Actualidad

Según las últimas informaciones provenientes del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (MECD), se destinarán en 2018 “1.575 millones de euros en becas, lo que supone 52 millones de euros más que en el año 2017 y de nuevo la dotación más alta de la serie histórica”. De esa cifra, 1.450 millones de euros se destinarán al sistema estatal de becas y ayudas al estudio, y 20 millones de euros irán para becas de excelencia.

Tal como informase el MECD en nota de prensa, se destinarán “318 millones de euros para acciones de refuerzo y mejora de la calidad educativa. Destacan los 40 millones de euros que se van a destinar a políticas que fomenten la reducción del abandono escolar temprano en España, lo que supone 10 millones de euros más que en el año 2017. Además, el departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo destinará 109 millones de euros para el programa de programa de Inversiones en centros educativos y otras actividades educativas”.

Puesto así, parece que la idea de que “se trata de la mayor inversión en becas de la historia de España” podría ser cierta. No obstante, los datos de los últimos años y el análisis pormenorizado de las cifras dicen lo contrario.

En un informe presentado hace algunas semanas por la Federación de Enseñanza de CCOO se extraen los datos que para el actual curso se tienen del sistema de ayudas. “De los 50 millones en que crecen las becas, solo se destinan 30 millones a becas y ayudas de carácter general, las que más favorecen la equidad, lo que supone el 2,1% respecto a 2017, sin tener en cuenta el crecimiento en el número de estudiantes y las peores condiciones socioeconómicas de sus familias, ocasionadas por una crisis resuelta sobre el crecimiento de la desigualdad”, sostienen.

En el punto siguiente de dicho documento añaden que “En cambio, se destinan 20 millones a una nueva partida (Excelencia estudiantil) de escasa cuantía de fondos en el programa de becas y que primará los mejores expedientes y no la garantía del derecho a la educación sin discriminación por motivos socioeconómicos”, lo que viene a demostrar que la situación todavía no mejora y, pese al leve aumento, mantiene una tendencia a la baja en cuanto a las personas que se podrán beneficiar realmente.

Datos

Ya mencionábamos al comienzo la reducción que la Federación de Enseñanza de CCOO ha calculado respecto al número de personas beneficiadas por las becas provenientes del Gobierno central desde 2009. En el informe presentado, la FECCOO sostiene que “la disminución en el número de becarios mantenidos por las administraciones educativas de las comunidades autónomas ha sido algo menor. No obstante, hay que recordar que la concesión de becas es una competencia esencial del MECD, que se lleva la mayoría de su presupuesto, para garantizar la igualdad de oportunidades de toda la población escolar con independencia de su comunidad autónoma de residencia”.

Así, si en el curso 2011-2012 el número de becarios alcanzaba los 2.608.671 (1.867.590 por parte del Ministerio y 1.734.108 por parte de las Comunidades Autónomas, entendiendo que hay más de 993.000 beneficiarios de ambas administraciones). Dicha cifra se redujo hasta 1.919.915 en el curso 2015-2016, con una caída del 26,4%.

En este mismo período, quien más rebajó las ayudas fue el propio Ministerio (casi la mitad del presupuesto, desde 1.867.590 becarios a 920.355), mientras que las CCAA no se quedaron atrás y mostraron una caída en la cifra total de beneficiarios de un 42,4%.

Si ponemos la vista sobre el número de becas concedidas, las cifras tampoco resultan muy alentadoras en la comparativa. De las 3.762.212 que se ofrecieron en el curso 2011-2012 se cayó hasta las 3.011.615 del curso 2025-2016, aunque hay que reconocer que en este último período hubo un leve repunte, ya que en 2014-2015 apenas se concedieron 2.840.167 becas.

Tal como sostiene el Informe curso escolar 2017/2018, “la reducción global de los recursos económicos destinados a becas y ayudas es de un 7,8%. Esta cifra es resultado de un incremento del 11% por parte de las comunidades y un descenso del 12,8% por parte del Ministerio de Educación”.

Análisis por etapas

Según informaba el propio MECD, “las ayudas destinadas a las Enseñanzas obligatorias, E. Infantil y E. Especial significan el 65,0% de los becarios y el 20,0% del importe global; las de Enseñanzas universitarias representan el 18,2% de los becarios y el 53,7% del importe; y a las Enseñanzas postobligatorias no universitarias corresponden el 16,8% y el 26,3% restantes de los montantes de becarios e importe, respectivamente, según los datos publicados del curso 2011-2012.

En tanto, sostiene FECCOO que “las becas universitarias suponen casi la mitad de la inversión educativa, prácticamente toda del MECD. Durante los últimos años, los recursos destinados a esta partida han caído un 13,9%, casi el doble del descenso sufrido por todas las becas y ayudas en global. Esta disminución se debe principalmente al recorte del 15,6% de los fondos que aporta el Ministerio de Educación”.

Y es que, en un contexto en el que la población escolar ha aumentado levemente en los últimos 5 cursos que contempla el informe, y en el que además se han fijado tasas para la Formación Profesional de Grado Superior, la realidad y los datos nos muestran que los recursos para becas se han reducido en el período en cuestión, “perjudicando claramente la equidad del gasto público educativo y la igualdad de oportunidades”, según la Federación de Enseñanza de CCOO.

Así, y teniendo en cuenta los datos previstos para los dos últimos cursos, 2016-2017 y 2017-2018 –donde tampoco parecía haber un cambio relevante en las cifras de becas, cuantías y personas beneficiarias–, el Informe curso escolar 2017/2018 concluye que “no parece muy lógico hablar del mayor presupuesto destinado a política de becas de la historia” como afirma el Ministerio de Educación, e instaba a la Administración a que tuviera en cuenta que la convocatoria para este año debería haber sido capaz de revertir los recortes en el número de becas, en su cuantía y en el número de personas beneficiarias para asegurar la equidad y la igualdad de oportunidades de todo nuestro alumnado. Y es que, a pesar de los esfuerzos, todavía queda mucho camino para conseguirlo.

Acerca de Tomás Loyola Barberis 39 Articles
Periodista y editor, con 20 años de experiencia en medios de comunicación online

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.