Las Sin Sombrero en las aulas

Las Sin Sombrero en las aulas es un proyecto de trabajo cooperativo realizado por el alumnado de 6º de Primaria del CEIP Clara Campoamor de Alhaurín de la Torre (Málaga) durante el primer trimestre del curso 2015-2016, y que acaba de recibir el 2º Premio Joaquín Guichot y Antonio Domínguez Ortiz este año.

Conocimos a Las Sin Sombrero a través de las redes sociales, por un proyecto crossmedia que se había propuesto recuperar la memoria histórica, cultural y artística de las mujeres de la Generación del 27, entre las cuales están Maruja Mallo, Josefina de la Torre, María Teresa León, María Zambrano, Ernestina de Champourcín, Rosa Chacel, Marga Gil Roesset y Concha Méndez.

Su nombre tiene su origen en una anécdota que protagonizaron Maruja Mallo y Margarita Manso cuando decidieron atravesar, sin sombrero, la Puerta del Sol. Este hecho, que hoy parece carente de relevancia, supuso para la sociedad de la época un acto de rebeldía y un escándalo que provocó una oleada de insultos a sus protagonistas.

Nos pareció interesante llevar la propuesta a las aulas y su carácter transversal dentro del proyecto educativo de nuestro centro nos facilitó incluirla en la programación. Nos situábamos en un punto de partida excepcional:

  • Iniciábamos un proyecto de radio escolar y productora audiovisual con nuestro alumnado, Radio Kid’s FM, la Radionet del Campoamor y Campoamor TV, incluido dentro del programa Comunicacción de la Consejería de Educación, cuyo objetivo principal es trabajar los medios audiovisuales en el aula, desarrollando las competencias clave y obteniendo un producto final.
  • El alumnado conocía la Generación del 27 y a muchos de sus autores que habían sido referente en otras actividades desarrolladas desde el área de Lengua, y cuyas obras estaban presentes en la biblioteca escolar y en la de aula.
  • Dentro del Plan de Igualdad, ofreceríamos al alumnado una visión completa del grupo literario más importante del siglo XX en España.
  • El centro pertenece a la Red Escuela, espacio de paz. Así, el trabajo cooperativo, la convivencia de los grupos, la interacción con otros niveles, la participación de las familias y los objetivos propios de Las Sin Sombrero, aportaban valores a nuestro concepto de centro.
  • La celebración del Día Internacional contra la Violencia de Género (26 de noviembre), nos otorgaba el eje de la planificación temporal del proyecto con la elaboración del producto final, la rueda de prensa a Las Sin Sombrero, una tarea competencial que nos permitió la recuperación de la memoria artística de la Generación del 27 al completo, así como la valoración de la figura femenina y su obra artística.
COMPETENCIAS CLAVE

PRÁCTICAS REALIZADAS

C. lingüística

C. lingüística

C. sociocultural

C. eestratégica

C. pragmático-discursiva

C. personal

Lectura, escritura, comprensión e interpretación de textos.

Valoración de condicionantes históricos, sociales y culturales en las situaciones comunicativas. Valoración de la literatura como referente histórico, social y político.

Gestión de las dificultades que puede ocasionarles la realización de la tarea.

Adaptación del lenguaje a un contexto y a unos personajes determinados.

Conexión con su personaje, motivación y compromiso en las tareas. Paralelismo entre los grupos y la Generación del 27.

C. digital Búsqueda en la web, blog de clase, Moodle, código QR, creación y edición de imágenes y vídeo de la rueda de prensa.
Aprender a aprender Motivación, respeto al desarrollo individual, valoración de las aportaciones personales y creativas, coordinación en las tareas, escucha activa, autonomía y eficacia en la resolución de las tareas y de las dificultades presentadas…

C. sociales y cívicas

Espíritu de solidaridad, empatía, compromiso y justicia con Las Sin Sombrero y su obra. Comprensión y actitud crítica con el pasado reciente de nuestro país y el tratamiento otorgado a las figuras femeninas relevantes de nuestra cultura. Sentirse miembros activos de la sociedad, tolerantes y comprometidos con valores de igualdad y respeto entre hombres y mujeres.
Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor Transformación de una idea en acción a través de un proceso planificado. Organización, toma de decisiones, planificación y gestión de sus grupos de trabajo. Reparto de tareas, elección de roles dentro de cada equipo, retroalimentación, proactividad, evaluación y autoevaluación, motivación, compromiso…
Conciencia y expresiones culturales Puesta en escena de la rueda de prensa: vestuario, fotografía, escenografía… para recrear una época, expresado de manera personal y creativa. Conocimiento y valoración de la herencia cultural.

Así se gestó nuestro proyecto para conocer a las artistas femeninas de la Generación del 27 y que ha permitido, en sus diferentes fases, que el alumnado ponga en práctica un aprendizaje competencial y significativo.

Aprendizaje

El aprendizaje cooperativo requiere de una organización de todos los elementos que intervienen en él para que sea significativo. Planteamos el desarrollo del trabajo cooperativo desde el área de Lengua, integrando, además, otras áreas de aprendizaje en algunas actividades concretas y en la tarea final de la rueda de prensa.

Los objetivos del proyecto eran conocer y valorar las figuras de la Generación del 27, así como su legado artístico y cultural, a la vez que realizar un trabajo cooperativo, creativo y autónomo a través de diferentes vías de expresión, trabajando también actitudes de respeto y colaboración desde la igualdad de género.

En un modelo de trabajo de investigación como ha sido el proyecto de Las Sin Sombrero, los roles de sus participantes han de estar bien definidos para conseguir no solo un producto final, sino todo un proceso real de autoaprendizaje.

Como docentes, entendemos nuestro trabajo como un acompañamiento del proceso de aprendizaje y desarrollo personal de las y los estudiantes. Nuestra mayor enseñanza proviene del modelo de actuación que ofrecemos al alumnado de nuestros grupos y del liderazgo que ejercemos sobre ellos y ellas.

Metodología y logros

Con este planteamiento metodológico, nuestra labor como docentes en el proyecto se ha caracterizado por ser motivadora, transmitiendo al alumnado el entusiasmo por el tema y la capacidad de superación; catalizadora, gestionando los procesos de cada estudiante, individual y colectivamente; de acompañamiento, ofreciendo directrices de trabajo, consejos de actuación, materiales de búsqueda, modos de organización y planificación, y generando debates y reflexiones para la evaluación; y retadora, animándoles a conseguir lo propuesto.

Los roles designados y asumidos por las y los participantes durante la elaboración del trabajo cooperativo han sido de coordinación: gestionando todo el proceso y organizando tareas; de moderación: modulando las intervenciones de los miembros del grupo (tiempos, volumen, tono); de motivación: dinamizando el trabajo y mediando en posibles conflictos.

El resultado ha sido una experiencia cargada de valores y de significado, entendiendo a la escuela como un espacio real para crear sueños y acercar realidades olvidadas que merecen conocerse. En este caso, a las mujeres que junto con sus compañeros de la Generación del 27 vivieron una época de creatividad literaria y artística, y cuyo legado y vivencias han ofrecido al alumnado la posibilidad de reconocerse en ellos y ellas como amigos, como colaboradores, como creadores de su propia obra. Un paralelismo como miembros de un grupo en el que todos y todas merecen que sus aportaciones sean tratadas con el mismo respeto y valoración.

La experiencia fue tan gratificante para nosotros, profesionalmente, y también para el alumnado, que consideramos que el proyecto tenía entidad pedagógica suficiente para presentarlo a los Premios Joaquín Guichot y Antonio Domínguez Ortiz en su XXXVIII edición, galardones que convoca la Consejería de Educación de Andalucía y que reconocen investigaciones, materiales y experiencias educativas de carácter innovador.

El reconocimiento al proyecto con el 2º Premio, la publicación de los materiales y la difusión que ha obtenido en redes sociales y en medios locales, regionales y nacionales, han tenido una doble función: por un lado, incluir a Las Sin Sombrero en el currículo y darles su lugar en la historia y en la literatura española del siglo XX, con las posibilidades de réplica y ejemplo que ofrece el proyecto; y, por otro, ayudarnos a seguir creyendo en nuestra profesión, en nuestro trabajo diario, a seguir soñando y creando realidades. El resultado ha sido una escuela viva que sabe colmar los vacíos. El resultado ha sido una escuela que emociona.

¡Comenta!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*