Si tú me dices ven…

Myriam Pando Luzuriaga | Licenciada en Filología Hispánica, directora del IES Avelina Cerra (Ribadesella, Asturias)

Con el nombre de Si tú me dices ven desarrollamos un proyecto de centro en el IES Avelina Cerra de Ribadesella (Asturias) basado en la metodología del aprendizaje-servicio (ApS). Nuestro objetivo general era impulsar el aprendizaje basado en necesidades reales de nuestro entorno. A la vez que reforzábamos el aprendizaje competencial, la coordinación de profesorado y la participación de la comunidad educativa y otros organismos e instituciones, despertábamos en el alumnado valores como la solidaridad, la defensa de nuestro patrimonio cultural, el compromiso, etc.

Se trataba de un proyecto de centro, integrado por diferentes “mini proyectos”, donde cada uno había tenido en cuenta tanto las exigencias curriculares de cada materia y cada nivel, como las necesidades del grupo de ciudadanos y ciudadanas al que iba destinado. Se organizaron grupos de profesorado por áreas temáticas afines que trabajaron colaborativamente entre sí y con el alumnado en el desarrollo de los diferentes productos.

Los primeros pasos nos llevaron al diseño del logo, los documentos de coordinación, el calendario de planificación y la evaluación del proyecto.

En todos los proyectos se reforzaron vínculos con organismos, instituciones y personas que, de una u otra manera, ya estaban trabajando en estas necesidades de nuestro entorno.

La unidad de los distintos productos la daba la metodología utilizada y, por otro lado, quisimos que todos ellos llevasen como nombre el título de una canción.

Proyectos

Nuestros proyectos se presentaron al público en la I Feria del Aprendizaje-Servicio organizada en Asturias. Allí se mostró y se puso en práctica el trabajo realizado desde las diferentes áreas de conocimiento. Asistieron todas las personas con las que habíamos trabajado y todo el alumnado del centro.

  • Vivo en la carretera. Promoción de la salud. Se realizó una campaña de concienciación sobre los peligros del alcohol y la conducción entre los jóvenes. Funcionamiento de un alcoholímetro.
  • Ese lunar que tienes. Promoción de la salud. Campaña informativa sobre los peligros del sol. Se realizó un estudio de los lunares a través de una aplicación del móvil y se explicaron los factores de protección de las cremas solares.
  • Bajo el mismo sol. Promoción del comercio justo. Explicación y venta de productos. Los beneficios se destinaron a Cáritas.
  • Viaje con nosotros. Difusión del patrimonio cultural del pueblo. Se realizó una web turística digital para niños y niñas.
  • En tu bando. Proyecto de concienciación sobre el tema de las personas refugiadas. Recogida de firmas para declarar a Ribadesella como “Ciudad amiga de las personas refugiadas”. Venta de productos cuya recaudación iba destinada a la ONG Red de madres sin RED.
  • Recuérdame. Relaciones intergeneracionales. Se diseñó una Caja de la memoria con actividades para la tercera edad.
  • Volando voy. Organización de una carrera solidaria. Los beneficios se destinaron a financiar el apadrinamiento escolar de una niña que el centro tiene desde hace años.
  • Cuéntame un cuento. Campaña de fomento de la lectura. Suelta de libros y Concurso de lectura pública.

Resultados

Este proyecto significó un paso más en nuestro camino hacia la apertura del centro a la comunidad, hacia el objetivo de compartir responsabilidades educativas a través de la participación en la vida del centro. Logramos que se implicase el Ayuntamiento, los colegios de la zona, asociaciones de turismo rural, la asociación de jubilados, la ONG Red de madres sin RED, Cruz Roja, Cáritas…

El alumnado aprendió muchos contenidos curriculares, pero también a relacionarse con otras personas, a reflexionar sobre su estilo de vida y ponerse en la piel de otros, aprendieron a planificar eventos, a trabajar con compañeros, con organismos… en definitiva, a ser parte activa de su comunidad.

La utilización de la metodología ApS resultó positiva porque motiva, contagia las ganas de involucrarse. De hecho, seguimos trabajando en la misma línea en este curso 2018-2019 con algunos de los proyectos: tema de los refugiados, trabajo intergeneracional, conservación de nuestro patrimonio…

Como decía Eduardo Galeano:

“Son cosas chiquitas.
No acaban con la pobreza
no nos sacan del subdesarrollo,
no socializan los medios de producción
y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá.

Pero quizá desencadenen la alegría de hacer,
y la traduzcan en actos.

Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad
y cambiarla aunque sea un poquito,
Es la única manera de probar
que la realidad es transformable”.

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.