Algunos consejos para eliminar estereotipos que alejan a las niñas de las carreras STEM

Marta Macho Stadler | Matemática y divulgadora científica

A finales del año pasado la red académica The Conversation publicó un artículo titulado Cómo alentar a las niñas a estudiar carreras científicas y matemáticas: 7 estrategias. Se trataba de la traducción del inglés de un artículo firmado por los especialistas en desarrollo cognitivo Jilana Boston y Andrei Cimpian (New York University). En este texto, la autora y el autor resumían de manera divulgativa su artículo How Do We Encourage Gifted Girls to Pursue and Succeed in Science and Engineering? publicado en la revista especializada Gifted Child Today en 2018.

El artículo de Boston y Cimpian en The Conversation comienza con una serie de datos sobre la falta de mujeres en algunas carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) en EEUU. Esas estadísticas se repiten a nivel mundial con mayor o menor incidencia, siendo especialmente bajo el porcentaje de mujeres realizando estudios en algunas ingenierías, en particular en la de informática. En Igualdad en las diferentes etapas educativas comentábamos precisamente el informe presentado en marzo de 2019 por el Ministerio de Educación y Formación Profesional sobre la situación en el Estado español, y argumentábamos el motivo por el que es lógico y conveniente que más mujeres se animen a cursar este tipo de estudios.

Jilana Boston y Andrei Cimpian explican que no se trata, por supuesto, de un problema de capacidad de las mujeres, sino que son dos clases de estereotipos los que llevan a las niñas a no elegir algunas carreras STEM. Los primeros son los estereotipos negativos que perciben las jóvenes sobre sus habilidades intelectuales. Los segundos son los   estereotipos sobre las personas que trabajan en carreras STEM, que son calificadas en muchas ocasiones como nerds, empollonas, freaks, raras…

Hace falta mucho trabajo para que estas tendencias cambien. Boston y Cimpian dan siete consejos para que las madres y los padres en casa, y el profesorado en los centros educativos ayuden a aminorar las diferencias de género en las carreras STEM. Las resumimos a continuación, aunque es muy aconsejable leer el artículo completo. Entre paréntesis he añadido algún comentario personal.

  1. Mentalidad de crecimiento

Es importante que las niñas sepan (y, en mi opinión, los niños también) que las habilidades evolucionan, se transforman, se desarrollan, se adquieren a lo largo del tiempo, con esfuerzo y tesón.

  1. Valoración de los errores

Es imposible crecer sin cometer errores. Es necesario cambiar la visión negativa del fracaso y verlo como una oportunidad para afianzar el conocimiento y, desde luego, algo de lo que nunca hay que avergonzarse.

  1. Mujeres referentes

Los estereotipos se pueden refutar mostrando a las niñas (y, en mi opinión, a los niños también) ejemplos de mujeres que han realizado aportaciones importantes en disciplinas STEM (Boston y Cimpian emplean la palabra éxito). Las jóvenes podrían imaginarse a ellas mismas realizando una carrera STEM al identificarse con estas mujeres referentes.

  1. Oportunidades de éxito

Una estrategia posible es proporcionar a las niñas oportunidades para que consigan éxito en actividades STEM. De este modo ganarían confianza en sí mismas y sus capacidades.

  1. Combatir estereotipos sobre STEM

Los medios transmiten una imagen distorsionada de cómo son las personas que se dedican a la ciencia: empollonas, desvinculadas de la realidad, excéntricas, obsesivas, solitarias, egocéntricas… Mostrar a través de referentes actuales la manera colaborativa de trabajar y los objetivos que se buscan con la investigación científica pueden ayudar a desterrar estas falsas creencias.

  1. Conocer personas que hicieron carreras STEM

Boston y Cimpian proponen un par de iniciativas online para conocer a científicas y científicos reales: Así luce un científico y Skype a Scientist.

  1. Crear un ambiente que promueva las STEM

La evidencia científica indica que la escasa preferencia de las jóvenes por algunas carreras STEM está determinada por conceptos culturales, no por diferencias innatas. Una manera de ayudar a eliminar estos estereotipos culturales es crear entornos que promuevan las carreras científicas como una posibilidad de futuro.

Creo que son consejos a tener muy en cuenta. Ojalá estos estereotipos desaparezcan pronto para que niñas y niños piensen en la ciencia de una manera más cercana y se animen a formar parte de ella.

¡Comenta!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.